Plasticos Martines  
 
Basquet Junin Ya
MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU MENU
Menu Menu Menu Menu Menu Menu
 
 
Basquet Local
 
Selecciones
 
Ligas
 
Regional de Clubes
 
Goi Sport
 
AJB
 
Jorge Epifanio Propiedades
 
 
 
Dos millones setecientos mil pesos le costará la “burbuja” a cada club
Dos millones setecientos mil pesos le costará la “burbuja” a cada club

En un país pobre, donde el básquet no escapa a las generales de la ley, los clubes van camino al abismo. Y ellos mismos votaron casi por unanimidad este sistema (en contra lo hicieron Argentino y Estudiantes de Concordia).

La “burbuja” que comenzaría el primero de noviembre para dar rienda suelta a la competencia 2020/21 de la Liga Nacional de Básquet le significará a cada club la suma de dos millones setecientos mil pesos de frente manteca. Tal vez lo puedan pagar en tres veces, pero para el caso es parecido porque oblarían por ventanilla la cantidad de novecientos mil pesos mensuales. Un disparate de dinero en tiempos de Pandemia.

El problema no es para los clubes que “bancan” los feudos provinciales. Esos son como la carnicería sin techo: “la mosca les entra de arriba”.

El tema pasa por los clubes más humildes que históricamente vienen al día y no van a tener los ingresos de abonos, entradas, cantina y otros artilugios que le sirven para juntan un mango. Si bien no los salvan, le permiten mantener la cabeza a flote con plata fresquita. Encima, con todo cerrado, los sponsors no son los mismos que en las épocas de vacas gordas. Todo un problema.

Además de esto, los clubes tienen que pagar los contratos. Tampoco saben a ciencia cierta por cuánto tiempo los pueden hacer. ¿Qué pasa si se contagian todos aun dentro de la “burbuja”?. Todo parecería indicar un final abrupto de la competencia. Si es así, ningún club va a querer pagar el resto de los contratos. Una de las opciones podría ser arreglar por el tiempo de juego. Es decir, asegurar el salario por el tiempo que dure la competencia del club en el certamen.

También tienen que costear el gasto de los traslados, los honorarios de los árbitros y alguna otra cosita que siempre aparece por el camino y donde irremediablemente hay que meter la mano al bolsillo.

Otro tema es si en enero no se libera todo en país. En esta etapa de la competencia los clubes del norte se cruzan con los del sur. Sin viajes esto no sería posible. En ese caso volverían a jugar todos contra todos en la misma burbuja y los dos últimos de cada conferencia irían a un play off por el descenso. Y descenso habría siempre y cuando se juegue La Liga Argentina.

Aunque si para enero no queda todo liberado (o tal vez un mes antes), el país tendría consecuencias impredecibles. La gente no aguanta más, el virus parece que se queda y habrá que convivir con el sin más vueltas que darle. 

Jugar hay que jugar. Este “parate” no le conviene a nadie. El tema pasa por lograr un equilibrio que no termine de hundir a los clubes y todos salgan medianamente beneficiados. No es fácil.


 
 
Marcaccio
 
 
Tu Publicidad Aqui
 
 
 
 
Diseño y Desarrollo: D&H Soluciones
 
 
© Copyright MVM production's